La recarga de los vehículos eléctricos

  • Home  
  • La recarga de los vehículos eléctricos
10 Nov,2023

Uno de los aspectos fundamentales a considerar al dar el salto a la movilidad eléctrica es el tipo de punto de recarga que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu vehículo. En este artículo, te brindaremos una visión detallada de los diferentes tipos de puntos de recarga para coches eléctricos y sus características particulares. Comprender estas opciones te permitirá tomar decisiones informadas sobre el tipo de recarga que necesitas.

Puntos de recarga adaptados a tus necesidades

El primer paso en la elección de un punto de recarga para tu coche eléctrico es evaluar cuáles se adaptan mejor a tus necesidades y a las de tu vehículo. Para ello, es recomendable contar con la asesoría de un profesional en instalaciones eléctricas. Algunas de las preguntas clave que debes responder son:

  • 1. Capacidad de la Batería: ¿Cuál es la capacidad de la batería de tu vehículo eléctrico? La capacidad de la batería determinará cuánta energía necesitas para cargar tu coche.
  • 2. Potencia de Carga Máxima: ¿Qué potencia de carga máxima puede alcanzar tu vehículo? Conocer este dato es crucial para asegurarte de que el punto de recarga sea compatible.
  • 3. Tipo de Conector: ¿Qué tipo de conector utiliza tu vehículo? Es importante que el punto de recarga cuente con el conector adecuado.

Además de las especificaciones de tu vehículo, es esencial tener en cuenta las condiciones de instalación. Debes considerar el espacio disponible, la cercanía al conector eléctrico, la disponibilidad de corriente monofásica o trifásica, entre otros factores.

Tipos de corriente eléctrica en España

En España, existen dos tipos de instalaciones del sistema eléctrico: la monofásica y la trifásica. Determinar cuál es la que tienes en tu domicilio es crucial, ya que afectará las velocidades, potencias y costos de carga.

Corriente Monofásica: Esta es la corriente más común en los hogares y tiene un voltaje de aproximadamente 230 voltios, con una potencia de carga que oscila entre 3,35 kW y 9,2 kW.

Corriente Trifásica: En el caso de la corriente trifásica, puedes obtener aún más potencia de carga partiendo de la misma intensidad, lo que implica una velocidad de carga mucho más rápida. No obstante, es importante tener en cuenta que el uso de la corriente trifásica conlleva un aumento en la factura de la luz, dado que se paga más tanto por tener una potencia elevada como por el aumento en el consumo de electricidad.

Tipos de puntos de recarga

A continuación, te presentamos los tipos de puntos de recarga más destacados en la actualidad:

1. Punto de recarga portátil para coche eléctrico

Los puntos de recarga portátiles son dispositivos compactos y versátiles que pueden ser transportados de un lugar a otro con facilidad, incluso en el maletero de tu coche. Son ideales para particulares que se desplazan con frecuencia o que poseen una segunda residencia.

Estos puntos de recarga portátiles pueden conectarse tanto a enchufes domésticos como a conectores industriales, siempre que se cuente con una toma de corriente estándar. La elección del conector dependerá de las especificaciones de tu coche y la potencia de carga requerida. Además, estos puntos de recarga permiten la carga tanto en modo monofásico como trifásico.

2. Punto de recarga de pared o Wallbox

Los puntos de recarga de pared, también conocidos como Wallbox, se instalan fijándolos a la pared o columna de un garaje, ya sea particular o comunitario. Estos dispositivos pueden cargar tanto coches eléctricos como coches híbridos enchufables. Funcionan utilizando la alimentación eléctrica del hogar y son ampliamente elegidos por su precio asequible, facilidad de uso y comodidad.

En todos los casos, es fundamental evaluar el tipo de conector utilizado por tu vehículo (tipo 1 o tipo 2), la potencia de carga (monofásica o trifásica), el tipo de toma de corriente requerida y su intensidad máxima.

Imagen que contiene Interfaz de usuario gráfica

Descripción generada automáticamente

Tener un cargador exclusivo para tu coche eléctrico es la opción más recomendada, ya que no solo es más cómodo que recargar en un punto público, sino que a largo plazo también resulta más económico.

3. Punto de recarga en poste

Los puntos de recarga en poste son los más utilizados por empresas, estaciones de carga o administraciones públicas. Estos dispositivos permiten cargar aproximadamente el 80% de la batería de un coche eléctrico en un tiempo promedio de media hora. Son especialmente útiles para trayectos largos, donde no se dispone de un punto de recarga propio.

El propósito de estos cargadores es crear una red de puntos de recarga públicos para todos los usuarios de vehículos eléctricos, funcionando de manera similar a una estación de servicio convencional.

Estos son los tres tipos principales de puntos de recarga para vehículos eléctricos en la actualidad. Para tomar la mejor decisión, debes considerar factores como el tiempo de carga, la potencia disponible y tus patrones de movilidad con el vehículo eléctrico. 

Si deseas asesoramiento personalizado para determinar la mejor opción según tus necesidades, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Estamos aquí para ayudarte a dar el paso hacia una movilidad más sostenible y eficiente.

anna@t2p.es