Instalaciones sostenibles: Cómo mejorar la eficiencia energética con tecnologías innovadoras

  • Home  
  • Instalaciones sostenibles: Cómo mejorar la eficiencia energética con tecnologías innovadoras
mà sostenint bombeta de llum
01 Feb,2024

En la búsqueda constante por reducir el consumo de energía, la tecnología se erige como una herramienta clave para mejorar la eficiencia en instalaciones, tanto en climatización como en electricidad-iluminación.

A continuación, destacamos soluciones, sistemas y tecnologías eficientes adaptadas a distintos tipos de instalaciones:

Instalaciones hidráulicas:

El ahorro de agua no solo preserva este recurso escaso, sino que también reduce el consumo energético. Estrategias como la recogida de agua de lluvia, grifería eficiente, aireadores y sistemas de doble descarga en inodoros son esenciales para una gestión eficaz del agua a nivel doméstico.

Instalaciones térmicas:

Con un 46% del consumo energético destinado a climatización y un 20% a la producción de agua caliente, la eficiencia en sistemas térmicos es crucial. Generadores térmicos como redes de calor y frío, bombas de calor, y calderas de condensación ofrecen soluciones eficientes, destacando la importancia de adecuar las temperaturas de consigna para optimizar el consumo energético.

Generadores térmicos eficientes:

Las redes de distrito, utilizadas en Europa, presentan una mayor eficiencia energética, al acercar la producción al consumo y favorecer el uso de energías renovables. Por otro lado, las bombas de calor, especialmente en sistemas «multisplit,» ofrecen ventajas como el uso intensivo de fuentes renovables y la reducción de emisiones de CO2.

Calderas de condensación:

Estas calderas, con un rendimiento hasta un 20% superior a las tradicionales, recuperan calor del vapor de agua, reduciendo emisiones de CO2 y mejorando la Certificación Energética de los Edificios. Su uso se recomienda con sistemas de emisión de calor eficientes y preferiblemente con energías renovables.

Microcogeneración:

Al aprovechar el calor generado en la producción de electricidad, la microcogeneración ofrece una opción eficiente, con aplicaciones en lugares con alta demanda energética. Su incorporación con unidades de absorción posibilita la trigeneración, incluyendo la producción de frío.

Energías renovables térmicas:

Las fuentes renovables, como la energía solar térmica, biomasa, aerotermia y geotermia, juegan un papel crucial en la eficiencia energética. Desde colectores solares hasta calderas de biomasa, estas tecnologías ofrecen soluciones sostenibles para la generación de calor y agua caliente.

Sistemas eficientes de distribución y emisión de calor:

La ventilación automatizada, que aprovecha la recuperación de calor, minimiza las pérdidas térmicas y mejora la calidad del aire. Además, sistemas como suelos y zócalos radiantes, distribuyen la energía de manera eficiente, siendo comunes en países del norte de Europa.

Optar por estas soluciones no solo contribuye a la eficiencia energética, sino que también promueve prácticas sostenibles, posicionando a las instalaciones en la vanguardia de un consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente.

electricarius